viernes, 5 de septiembre de 2014

Tutorial para viajar con bebés y no morir en el intento

Hace muy poco volvimos de vacaciones, lo que unas vacaciones son para una Mamá, es decir, jornadas intensivas.

Aunque ya habíamos hecho una excursión en avión meses atrás para ver a la familia, éste era el primer viaje de mi cachorrito a Italia. El primero de muchos. Y digamos que me emocioné demasiado. Olvidé que tendría que estar en casa de mi madre durante 15 días, y eso podía provocar que el Vesubio volviese a escupir lava.

Estaba segura que haría mucho calor. Agosto en Roma es especialmente caluroso. Llevarme pañales de tela sería una maleta más y una discusión más con mi madre sobre lo anticuada que soy y lo que me gusta complicarme la vida. Tenía que llevar mudas suficientes para tantos días de calor, pero también alguna chaqueta para las noches. Neceseres. Cremas. Zapatos. Juguetes. Etc... Me agobié, mucho.

Bueno, después del infierno de este verano aquí van mis recomendaciones para familias que viajen con bebés, sobre todo para Crianza Natural, ya que se beneficiarán.

1. Sé objetiva
No te vas a poner toda la ropa que piensas llevar. Ni los tacones. Ni el vestido que te compró tu madre. Usa bien el espacio, la mitad de la maleta es para el/los peques.

2. Los documentos
Llevar la cámara cargada está muy bien pero lo que prima es mirar y remirar que llevas los dni, las cartillas sanitarias, y la Europea si sales fuera. Lo niños son imprevisibles y te puedes llevar un susto tonto.

Para el avión ten a mano lo justo. Ten un chupete a mano o dale la teta para suavizar la presión y que lo lleven mejor.

3. Stop botones
Odio la ropa infantil con botones a la espalda! Imaginaos que tenéis que estar horas tumbados boca arriba con botones clavándose en la espalda. Y a eso súmale muucho calor.
Aquí me voy a convertir en una bruja por unos momentos, madres repípis, da igual lo mona que parece tu hija vestida de muñeca de cama del S.XIX, NO ES CÓMODO PARA NADIE, sufro viéndolos; dejad de vestirles así. Si queréis, probadlo, poneos miriñaque y corsé y a la calle, a ver cuánto duráis.
Opta por camisetitas de algodón claras con snaps en el hombro o bodies. 

No hace falta decir que si sois usuarios de portabebés estaréis más familiarizados con la ropa cómoda y 1 sola capa.

4. Carrito sí o no?
Pues depende. Yo siempre opto por el portabebés. A parte de todo lo que ya hablamos en otros posts anteriores, porque creo que en viajes, donde no conoces o conoces poco la ciudad, las barreras arquitectónicas pueden jugarte malas pasadas. Y es más fácil coger un bus o el metro. 
Mi madre se emperró en llevar una silla de paseo a todas partes. Y afortunadamente llevaba también mi mochila. Mi hijo aguantaba en el carro lo justo y aunque a veces me resultó cómodo dejarlo dormir ahí para comer fuera, las estaciones de metro eran un infierno, y los yacimientos arqueológicos (que es lo que viene siendo Roma entera) ni pa' qué decir.

Si preferís carrito por cualquier motivo, mirad que sea una silla ligera, con una buena bolsa inferior, fresca, plegable tipo paraguas de una sola pieza, con capota, reclinable y si puede ser que no sea la de diario, para trastearla sin miedo a romperla. Esto último totalmente recomendable en viajes al extranjero, ya que el personal de los aeropuertos tratan los carritos como si fueran de acero.
También van bien las muselinas para cubrir todo cuando duermen y mantener la zona fresca, y alguna mantita fina por si refresca en la noche.





5. Tentempiés
Llevar agua y algo de comer en el bolso os puede salvar la vida en una ciudad desconocida. Creedme, se agradece muchísimo.

6. Biberones
Si dais pecho...sobra decir que las tetas viajan también. Pero si dais biberón cuidado! Sobre todo en países no Europeos. El agua embotellada no es suficiente. Comprad marcas conocidas y cuidad que esté precintada. Llevad más de la cuenta porque esto si vale la pena que sobre a que falte en un aeropuerto extranjero de vuelta a las 3 de la mañana...
No hace falta recordar lo importante de hidratar a los peques. Siempre más tetita o más agüita para compensar.

7. Juguetes
Lleva. Pero no el bolso de Mary Poppins, porque seamos sinceros, algo nuevo va a caer en la ciudad de vacas y se irá sumando. Yo me vine con 7 libros nuevos y 2 de plástico para el baño. Sin contar con los souvenirs. Con llevar su peluche favorito y un par de mordedores, o un libro, sobrados.

8. Ponle cremita
Crema solar y gorra. Esto es un off topic de unas vacaciones, pero es tan común que se olvida meterlo en la bolsa.

9. Pañales
Si usas de tela y vas a casa de un familiar o a un apartahotel o similar adelante. Mientras tengas lavadoras o seas fan de lavar a mano no hay pega. Eso sí, el espacio en la maleta se reducirá un poco más de lo que piensas. En mi caso opté por desechables, llevé los justos para el vuelo y 2 días y en el lugar compré un paquete pequeño. Es espacio de más en tu maleta y más rápido  y cómodo para excursiones. 
La verdad no me veía sacando el Te2 de la bolsa en un pedrusco del Coliseo mientras el niño tiraba del velcro del Swaddlebees lleno de caca apoyado en un capitel corintio hecho trizas. 

10. Come bien y descansa
Unas vacaciones con un bebé no son iguales que de pareja o cuando ibas con los amigos. Hay que bajar el ritmo y las expectativas. Verás menos cosas, quizás las verás peor, puede que el peque quiera comer ahora y quiera comer ya en mitad de la visita al Vaticano. Así que tomadlo con calma. Dad paseos por la tarde noche, visitas turísticas por la mañana (que los peques están más descansados y de buen humor, y tiraos en cama las horas fuertes de calor (de 1 a 6). Podéis disfrutar de la tele autóctona, revisar las fotos de ese día, echar una siesta, programar la mañana siguiente. Calma. Lo importante no es llevar pilas para la cámara. Es vivirlo todo con amor y en armonía.


Vuelve a mirar la documentación y los billetes. Que nunca está de más.

Y lo más importante. Relax! Y disfruten. Los niños las recordarán con felicidad y ternura.







jueves, 4 de septiembre de 2014

Tela Pañalera

He vuelto. Y he vuelto para levantarme de mi silla y presentarme.

Hola, me llamo Marenia y soy adicta a los Pañales de Tela.

Sí, habéis leído bien. Pañales de Tela. Ese oscuro mundo que te absorbe sin darte cuenta. Una secta, una droga, una necesidad. 
Resulta que por aquello de la economía, la ecología, y las cosas chachis, decidí indagar un poco en qué tipos de pañales había, cómo iba el tema y si realmente compensaba.

Puede que mi intención sea totalmente objetiva pero creedme, tal es mi obsesión que no puedo hablar mal de ellos.

Bien, a lo groso están los siguientes tipos:

AJUSTADO+COBERTOR
- De toalla. Es la más absorbente, se suaviza con el lavado y secado. No encoge, pero es muy voluminosa.
- De franela. Suave y confortable, es la más utilizada.
- Pañal plano. Se trata de un trozo grande rectangular de tela plegado en varias capas. Es el más económico, pero requiere más tiempo de colocación. Necesita un sistema de fijación con pinza.
- Pañal plegado. Dispone de varias capas de tela en el centro que aumentan la absorbencia. Vienen predoblados, son más rápidos de colocar pero tardan más en secarse.
- Pañal con forma. Recuerda la silueta de un reloj de arena, que permite una mejor adaptación al cuerpo. Necesita un sistema de cierre con pinza.
- Pañal ajustado. Como una braguita, con elástico en las piernas y la cintura y cierre tipo velcro o con corchetes. Es parecido a los desechables.
- Cobertor o absorbente. Todos los pañales antes descritos necesitan un cobertor para que la humedad no llegue a la ropa del bebé. Disponibles en varias tallas y con distintos tipos de cierre, se limpian cada 3-4 usos si no se han manchado.

TODO EN UNO 
Como el ajustado, pero incorpora un cobertor cosido al pañal y se cierra con velcro o botones (SNAPS). Disponible en varias tallas, cuesta más secar y limpiar. Pero la lavadora hace las maravillas ella solita. Para mi son de los mejores por la facilidad de uso. Algunos llevan un bolsillo para aumentar la cantidad de absorbentes aparte del que ya lleva cosido que puede sacarse o meterse a modo de lengüeta. Es lo más parecido a los desechables pero en tela.

RELLENABLES
El absorbente se inserta en una especie de bolsillo interior en el momento de colocar el pañal al bebé. Seca muy rápido y es fácil de poner. Los hay con cierre de velcro o con cierres de presión. Son algo menos cómodos de montar, pero son muy parecidos a los Te1, de hecho hay algunos híbridos.

TODO EN DOS
Son pañales en dos piezas tipo cobertor pero los absorbentes van unidos al pañal por snaps o corchetes, o en su defecto solapas para 'arremeterlos'. Un pelín más complicados de usar (si no están bien enganchados los abs pueden asomar por algún lado y tener escapes) pero secan antes que los Te1 ya que se divide.

ABSORBENTES E INTERIORES: 
Polar Siempreseco, Algodón, Bambú, Cáñamo... 
EXTERIORES:
Minky, Pul, Lana, Algodón, Poliéster...

Puedo decir que de no saber ni como se cerraban, en poco tiempo me he hecho una experta. Ya solo me quedan probar los Ajustados+Cobertor, pero es que no me llaman mucho la atención, lo que más tengo en el stash son Te2 y Rellenables.....y algún Te1.

Ventajas: El dineral en pañales que te ahorras. Y realmente poner una lavadora cada 3 días no te sube la factura de la luz y de agua por la nubes. Se usa tan poco detergente que no llega a ser una cuchara por lavadora, Rentablííísimo! El impacto medioambiental es mucho menor. Si los cuidas bien, al final del pañaleo los puedes revender y recuperar parte de la inversión, así que sale más rentable de lo imaginado. 
Son monísimos y visten por sí solos, debo decir que mi debilidad son los de minky (terciopelo) y estampados animales.
Al ser tela es mucho más transpirable que un plástico y evita irritaciones de culete.

Inconvenientes: Bueeenoooo, como tal no considero un inconveniente decir que hay que lavarlos; así que añade una colada más aprox. cada 3 días. Huelen un poco a amoníaco cuando el pipí lleva tiempo en el pañal y las cacas puedes dejarlas tal cual, quitarlas un poco con agua y secarlo al sol antes de ponerlos a lavar o dejarlos al remojo. Tendrás que tener un cubo que cierre hermético para evitar olores y posibles humedades y hongos.


Animo a todas las mamás a probar la tela, la tela es maravillosa, ya sea en portabebés (fulares, tonga, pouch, meitai... otro de mis vicios) o en pañales.

Si queréis empezar, la opción 2ºculo está genial. Suelen estar casi nuevos y así podemos probar y saber cuál se adapta mejor a nuestras necesidades y preferencias. 
Pero eso sí, sabed que engancha, y que os enamoraréis de prendas que no podréis usar. La excusa de "es para el bebé" funciona, pero no para la cuenta bancaria.

Porque esto de los pañales tiene tela, tela pañalera!



viernes, 1 de agosto de 2014

Ante la Duda, Sácate la Pechuga. Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Felicidades Mamis Lactantes! Esta es nuestra semana! Nuestra semana para disfrutar de la lactancia materna a tutti plain y para promulgarla desde el respeto y el amor. Mostrar al mundo que la lactancia materna es más que alimento, más que algo ligado a neonatos. Dar teta es lo natural, nuestro modo de supervivencia en los primeros años desde que el hombre es hombre (y antes!).

Del 1 al 7 de Agosto se celebra a nivel internacional la Semana de la Lactancia Materna en este año 2014, para promulgar las maravillas de esta práctica, para deshacer un poco ese tabú de la lactancia en público, prolongada o en tándem. Para romper mitos y concienciar de
manera global que es algo necesario y positivo.

Hace un tiempo escribí sobre la Lactancia Materna en lugares públicos y su persecución, sobre absurdas peleas entre LM y LA. Hoy quiero hablar sobre una historia real de lactancia; la mía.

Era un 17 de Enero, 10 de la mañana, estaba recién cosida y aún drogada y extasiada por el parto. Me llevaron en camilla a mi habitación y me pasaron a la cama. Una enfermera preguntó, "¿Vas a dar pecho?", mi respuesta fue, "Sí, por supuesto". Cogió al bebé, lo puso en la teta y se largó. Y ahí empezó mi pesadilla.

La primera sensación fue un tanto desagradable, recién "rajada", en un ambiente un tanto hostil, con la mirada de mi suegra desde el minuto 1 y la del padre al lado. Y pensé, no vale la pena.
Tomas de 4 minutos cada media hora......a las 10 de la noche me dolía. Al día siguiente no soportaba dar el "pezón" (porque agarro muy mal), y al tercero que fuímos a casa tenía grietas de muerte. Llegué a casa, me encerré en el baño y lloré. ¿Por qué hablan tan bien de la maternidad?
Salí con la cara lavada y comí. Por la noche me cerré en banda. Si le vuelvo a dar teta me desmayo. Compré una lata de fórmula y le metí biberón tal como mi madre vaticinó.
Esa noche descansé el pecho, pero caí en la trampa de la comodidad. Métele un bibe y que duerma.
A los tres días tuve la subida de la leche, que me ocasionó una rotura del sujetador, un dolor inimaginable y una injurgitación tamaño XXXL, gracias al sacaleches que me regaló mi padre bajé la hinchazón en cuestión de 2h pero seguía dando bibes, de mi leche y de formula.
Cuándo intenté volver a engancharlo después de una cura física y emocional de todo aquello mi bebé dijo que nanai, que chupar era demasiado cansado y que el bibi molaba más.

Por una mala gestión y puérpera perdida, resultó en dos mastítis en 20 días de las de fiebre, que afortunadamente curé en tres días sacando leche y tomando probióticos. Poco después descubriríamos un Fenómeno Reynaud en los pezones que descolocó todo.

Gracias a la ayuda de mamás con peques  y una Asesora de Lactancia conseguimos recuperar una lactancia exclusiva en cuestión de un mes. Y ahora sí!!!! 
Ahora nada ni nadie puede pararnos! Somos Mamá, teta y bebé las 24h del día y súper felices.

Tener una tribu es importante, la ayuda de otras mamás a veces nos saca de los agujeros de la maternidad que nadie nos cuenta.

No abandonéis, buscad ayuda. Como veis, aunque el camino sea tortuoso al comienzo, puede tener un final feliz. La LM es un regalo para toda la vida. Permitíos el lujo de regalársela a vuestros bebés.

Por una Lactancia Materna Libre, a Demanda y Accesible para todas. Celébralo!



miércoles, 21 de mayo de 2014

Qué es un Parto Respetado y Por qué exigirlo

Estamos en la Semana Mundial del Parto Respetado. Para aquellas personas que no tengan muy claro el concepto, por un Parto Respetado o Parto Humanizado se entiende un parto íntimo, con la mínima intervención médica, respetando tiempos, voluntad de la madre y espacio. Hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de los padres y los niños y niñas en el momento del nacimiento. Un Parto en el que la voz cantante la lleva la madre y nadie más.
Cuando se habla de parto humanizado, se habla de generar un espacio familiar donde la mamá y su bebé sean los protagonistas y donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible.

Empezaré diciendo, que un Parto no Respetado puede llegar a ser un parto traumático que marca de por vida. Y lo opina una servidora. Mi parto fue muy poco respetado, tumbada, con maniobras prohibidas y coaccionada para empujar cuando no estaba preparada. La conclusión fue estrés, desgarro y posterior episiotomía (larga como un día sin pan). Un posparto desagradable, muy doloroso, con problemas para ir al baño por una epidural demasiado fuerte, y nula ayuda en planta para una lactancia satisfactoria.








He de decir que mi experiencia de parto también es la responsable de que quiera dedicarme al mundo del acompañamiento. No quiero que ninguna mujer tenga que pasar por un parto con miedo y un posparto doloroso como el mío. 
Me gustaría que hubiese información de libre acceso, una formación adecuada sobre lactancia por parte de la enfermería y simplemente más respeto y cuidados por la futura mamá y no priorizando la comodidad para el profesional.

En la mañana de hoy he asistido a un Cuentapartos en una Asociación Maternal de la zona, y escuchando las diferentes experiencias he llegado a comprender que la información es muy importante y aún más una Preparación al Parto desde la confianza en un grupo que trate la Maternidad Consciente, y todo un proceso desde el respeto.

La realización de un Plan de parto también es una parte importante que deberíamos hacer todas las mamás. En el Plan indicamos todo lo que se desea con antelación, para que el equipo profesional pueda abastecerse o proporcionarnos todo aquello que pedimos y que es posible dentro de la disponibilidad del Hospital en concreto.
Realizando el Plan de Parto evitaremos preguntas demás durante un proceso en el que lo único que necesitamos es tranquilidad, una mente en blanco y a nuestra persona elegida, y no una toma de decisiones. Cualquier decisión tomada durante el proceso de parto puede ser equivocada desde nuestros deseos primarios, provocando frustración posterior y posible sensación de culpabilidad...
También ayudamos a dar a conocer a los profesionales del sector las preferencias de las madres y conseguir poco a poco que vayan cambiando los protocolos. Y que un día el Parto Respetado sea el parto normal, en cualquier lugar. Algo común. Algo nuestro.

No olvidéis que el Parto es un proceso Natural, no médico. Y que con algo de ayuda y con información puede llevarse a cabo donde queráis y como queráis. Porque el Parto es nuestro, 
y de nadie más.





miércoles, 14 de mayo de 2014

Día del Porteo Seguro

Hoy, 14 de Mayo es el día del #porteoseguro y habrá un Carnaval de blogs, artículos, imágenes, fotos y propagación general sobre el buen porteo. Iniciativa de la Red Canguro España. Así que Y Por Qué No, Mamá? también se une, ya que defiende una Crianza Natural y éste lo beneficia.

Hablaremos del porteo seguro, y repasaremos las ventajas que ya incluí en un artículo anterior.

Las reglas básicas para el porteo son:

- Utilizar un Portabebés Ergonómico adecuado para el peso y edad del bebé. Buscar información antes de adquirir un es un punto importante.

- Usarlo con lógica y seguridad (suuper importante). Con esto me refiero a adaptar el tipo de portabebés al tiempo atmosférico, la ropa del bebé debe ser muy cómoda y flexible. 

- Colocarlo correctamente siguiendo las instrucciones o con la ayuda de un asesor/a de porteo. Tanto en la postura como en la presión ejercida.  Un portabebés mal colocado puede ocasionar daños a corto y largo plazo tanto en el porteador como en el bebé. Yo siempre aconsejo hacerlo delante de un espejo para visualizar cada parte y así aprender más rápido. Si está bien colocado, ni duele, ni pesa.

- Prestar atención a que el bebé no cambie su forma en el portabebés (si no está bien colocado puede escurrirse!). Esto quiere decir que debe prestar mucha atención a la posición de la espalda y las piernas (postura ranita), el cuello y la cabeza y las manos y pies (que parece tonto pero podemos hacerle daño sin querer). La postura siempre debe ser mirando hacia el porteador y nunca hacia afuera, ya que la postura ergonómica se perdería.

- A la altura de tus besos! La cabecita siempre debe estar en el pecho hacia un lado si es neonato y aún no controla el cuello y el torso. Vigilar su cara en todo momento y mantener el mentón levantado. Asegurando así un continuo flujo de aire fresco.

- No cubrir nunca la cara del bebé con ropa, mantas o cualquier tipo de tela.

- Usarlo con mayor atención en porteo de gemelos, bebés menores de cuatro meses y prematuros, o niños con cualquier tipo de problema en vías respiratorias.

- No correr, saltar o realizar movimientos que puedan poner en peligro a porteador ni porteado.

Adjunto cartel de Azaral Canarias sobre el #porteoseguro:





También tiene sus ventajas:

El porteo ergonómico no sólo tiene las ventajas de liberar las manos para trabajar en cualquier cosa mientras estas piel con piel con tu peque, también beneficia al bebé dándole seguridad, aportándole las herramientas para una estimulación temprana ya que puede observar el mundo desde tu altura, otorgándole una posición aventajada a su edad. La postura que adopta en el portabebés ayuda a una correcta formación de sus piernas y columna, beneficiando así el momento del gateo y los primeros pasos. 
Mejora el reflujo, los cólicos del lactante y los lloros por necesidad de atención o contacto y sueño, por lo que el bebé sólo reclamará para comer.

En la Crianza con Apego, el porteo es uno de los pilares que la sustenta, ayudando a fortalecer el vínculo mamá-bebé y desarrollando un apego y seguridad tempranas.






lunes, 5 de mayo de 2014

Animales y niños, una pareja perfecta

Tuve un hermanito (aún tengo pero ya no vivimos juntos), desde el 2005. Íbamos paseando la familia y lo vimos; tan chiquito, tan necesitado! Lo recogí en mis brazos y nos acercamos a una veterinaria cerquita. Compramos todo lo necesario, y desde ese día Daniel era un miembro más, gatuno, pero uno más. Ahora mi madre lo cuida.

En 2011 fui Mamá por primera vez. No lo parí yo, pero lo amé como si lo hubiera hecho. Muffin, una bolita de pelo gris, cariñoso y juguetón al que mimaba 24h. A los 6 meses decidí traerle un hermanito para jugar, y vino Alice, vizquita y mimosa como ninguna. Siempre dormía en mi pecho. Éramos felices, pero una tarde lluviosa mientras Mamá volvía del trabajo vio una mancha negra a un lado en la carretera. Algo me hizo parar. Lo cogí, mojadito y temblando, con apenas 1 mes de vida y lo puse en una mantita en el coche hasta llegar a casa. Después de un bañito caliente y lechita recuperó la alegría. Parecía agradecer cada minuto los cuidados procurados, y al mirarle a los ojitos en mi regazo supe que sería mi benjamín, Nikolai. Ya estábamos Mamá y tres peques. 

Cuándo me quedé embarazada de mi cachorrito, descubrimos que Alice también! Nos acompañamos en las noches interminables, ella sabía que esperaba un bebé, y yo sabía que ella también. Iba a ser abuela.
Asistí su parto de 6 horas con amor. Cinco preciosos bebés estuvieron con nosotros hasta que otras Mamás adoptivas se los llevaron para cuidarlos. Nos quedamos con el más chiquito.
Cuatro gatitos y en espera de un cachorrito humano.

Mi bebé llegó a casa. Al principio temía que pudieran hacerse daño sin querer, una uña, un zarpazo jugando, un agarre de cola. Pero ellos saben cuidar de su hermanito y sólo se acercan a oler.

Estoy muy feliz de que mi hijo vaya a crecer con animales, rodeado de naturaleza y amor.
Y cómo no tenemos bastante, cuando Gabriel tenga sea un pelín más grande y si podemos, vivir en una lugar más grande, queremos adoptar un perrito para que Gabriel crezca y aprenda con otro cachorrito tan peque como él.   


El crecer en un hogar con mascotas ayuda a que el bebé esté en contacto con una parte animal importante que no debemos olvidar. Podrá descubrir lo que es el amor incondicional, sea a un humano o no. Son modelos a seguir durante las distintas etapas del desarrollo de los pequeños, y les enseñan valores tanto fundamentales como conocimientos básicos sobre la vida, la muerte, el crecimiento, el sexo y la reproducción, la salud, el dolor y la enfermedad, la higiene y los cuidados básicos sobre alimentación. Aprenderá respeto. Responsabilidad. Y un largo etc... 
 No estará solo ni un segundo porque tendrá compañeros de juegos incansables. Tendrás a un guardián que no quitará ojo a tu bebé, que lo ayudara a desarrollar sus funciones psicomotrices con mayor eficacia y rapidez (perseguir al perro ya sea gateando o caminando torpemente...); hay casos en los que un perro niñera es incluso mejor que una niñera humana!

Por otro lado aumentará sus defensas (y no enfermará más como creen algunos) al estar en contacto con otros patógenos. Será más resistente a desarrollar posibles alergias animales.

Añado un trozo de un estudio curioso:
El papel de los Animales en el Desarrollo Infantil
Un importante número de estudios empíricos han investigado cómo los niños interactúan con las mascotas y su visión en la relación con los animales (mascotas incluidas). Estos estudios se han basado en:
1.   Observación de las interacciones reales entre el niño y el animal doméstico
2.   Entrevistas con los niños, donde se examinaron, tanto sus creencias en general hacia las mascotas, como sus actitudes en particular con la suya propia y del entorno familiar.
Estos estudios han terminado demostrando la ínter actuación de los menores con animales domésticos. Por ejemplo, los niños pequeños (2-3 años) tienen más probabilidades de golpear, empujar, o agarrar a sus mascotas (comportamientos que podrían ser considerados agresivos) que los niños mayores. De 3 a 4 años de edad, los niños tienden a acariciar a sus mascotas más que dedicarse a otras conductas, mientras que los niños de entre 5 y 6 años de edad, en general abrazan, estrujan y masajean a sus animales de compañía, lo que sugiere un contacto más sofisticado y "suave", con patrones y relaciones sociales más empáticos. Estos cambios basados ​​en la edad y en los citados patrones de comportamiento de las interacciones con los animales domésticos van, generalmente, paralelos a los cambios que sufren los niños en el desarrollo de los patrones de interacción con los seres humanos, incluidos los padres, hermanos y compañeros. 
El examen de las actitudes de los niños hacia las mascotas revela que muchos de ellos desarrollan una rica gama de atributos sociales hacia estos animales. Algunos de estos atributos - sobre todo el amor y el afecto, el compañerismo y la intimidad - los utilizan los niños en sus relaciones con otras personas , pero otros atributos - por ejemplo, la propiedad y el entretenimiento - se atribuyen únicamente a los animales domésticos. Considerando los atributos de la compañía y el cariño y el afecto, la mayoría de niños entrevistados valoran de forma muy elevada estas características en sus propias mascotas, pero no así en las mascotas de sus amigos o vecinos.   (A modo de comparación, los hermanos tienden a obtener unas puntuaciones altas en compañía, pero no en el amor y el afecto, mientras que lo contrario es el caso de las calificaciones de los abuelos.) En su conjunto, estos resultados sugieren que las relaciones de los niños con animales conocidos, especialmente los animales domésticos, son únicos y diferentes con respecto a sus relaciones con los demás en su mundo social. Por tanto, la relación con las mascotas normalmente es complementaria a estas otras, y no un sustituto para las relaciones humanas.En una nueva investigación sobre los vínculos entre los seres humanos y los animales, los terapeutas han descubierto que las mascotas proporcionan inesperados beneficios psicológicos para los niños más allá de lo obvio. 



¿Cuáles son los beneficios de tener mascota para los niños?
1.   Beneficios para la salud:
a.   Disminuye el stress, lo que ayuda a que sean  niños menos agresivos.
b.    Mejora la autoestima y el bienestar psicológico, pues se sienten muy queridos por su mascota y, al cumplir con la obligación de alimentarlos, limpiarlos y cuidar de ellos, estamos creando en su interior una sensación de utilidad y motivación muy positivas.
c.    Disminuye el número de afecciones psicosomáticas: ansiedad, dolor de cabeza o abdominal, alteraciones del apetito, o problemas cutáneos.
d.    Exige un incremento en la actividad física, hecho de relevada importancia, dado el sedentarismo que hoy en día padecen nuestros hijos.
e.   Regula el ritmo cardiaco y la tensión arterial, el mero acto de acariciar nuestra mascota.
f.      Es un escape para los impulsos de acicalamiento de los residuales de primates que aún conservamos
2.   Beneficios socioeducativos:
a.   El niño que pasea un perro se beneficia de las relaciones sociales en la calle al atraer la atención de otros viandantes e iniciar conversaciones, estableciendo incluso nuevas relaciones.
b.    Acelera el desarrollo psicomotor a través del juego, el ejercicio, la persecución, las risas, etc.
c.    Ejerce un papel de protección que comparte con los progenitores: no sólo papá y mamá son los que me quieren y me cuidan. Les aporta seguridad cuando los padres están ausentes.
d.    Invita a los niños a imitar a los adultos en su rol de cuidadores, por lo que ellos pasan a ser los papás de la mascota y esto hace que desarrollen el valor de la responsabilidad.
e.   Proporciona un vínculo con la realidad para mejorar la estabilidad emocional
f.      Se crea una relación de confianza mutua que promueve el conocimiento de sí mismo
g.    Proporciona aceptación y amor sin prejuicios
h.    Ofrece una enseñanza natural sobre conceptos como el nacimiento, parto, enfermedad, dolor, muerte, sexualidad, etc. con lo que se convierte en su profesor particular en la escuela de la vida.
(Texto seleccionado desde la web de Veterinarias VeterSalud)

Los animales dejan pelos, sí. Y tu hijo deja juguetes por todas partes, y no por ello molesta. Son más beneficios que inconvenientes. Ellos nos amarán como nuestros hijos. También nos darán alegrías y nos harán reír.                                                                                  
                                                                                                                                                 Muffin
Una mascota también es una responsabilidad, no un juguete para su hijo.Recuerdenlo siempre y difundan. Una mascota es un hijo más. Adopten, no compren. Y den tanto amor como se recibe de ellos.


 Nikolai

Alice